¡Renovamos nuestra web!🥳 ¡Esten pendientes a promociones que estamos planeando!

Migración en una tela, ¿culpa de la tinta o del tejido?

Tabla de contenidos

Entradas recientes

Seguro te lo has preguntado…

A más de uno nos pasa que cuando estampamos telas rojas, azul marino, negras… en fin, colores oscuros, y encima colocamos un estampado blanco, sea este base agua o base aceite (plastisol), la tinta nos «migra» o nos «sublima» como muchos lo llamamos. En otras palabras, tenemos un mal resultado de color, con un acabado traslucido en la tinta, lejos de tener la belleza e intensidad que esperamos de ella.

Esto se debe a varios factores… ¡hoy les contamos como lo arreglamos en Serigrafía Buestán!

Ejemplo de control migración + Fondeo con base gris control migración en serigrafía.

¿Qué es la migración?

Podríamos definir a la “migración” como un resultado no deseado en nuestros estampados que ocurre cuando el colorante utilizado en la pigmentación del tejido se desplaza o escapa de las fibras que lo contienen.

Esta migración se absorbe en la tinta de serigrafía que hemos aplicado en la prenda (Principalmente en tintas blancas) contaminándola y dando lugar a una tinta manchada, opaca o con una alteración en el tono.

¿Por qué se produce este desprendimiento?

Durante la fabricación de los tejidos, estos atraviesan diversos procedimientos como el teñido. En el caso de tejidos sintéticos fabricados con poliéster o poliamida, o aquellos que incluyen un porcentaje de algodón, los colorantes utilizados durante el teñido se someten a temperaturas entre 170 y 200 grados. Además, los recubrimientos químicos empleados para conferir ciertas características como brillo, mate, tacto suave, entre otros, utilizan resinas depositadas en la superficie de las fibras, las cuales polimerizan con temperatura y aditivos.

La migración puede ocurrir, por lo tanto, si alguno de estos procesos de fabricación o teñido se realizó mal; ya sea por materiales de baja calidad o porqué se mezclaron procesos que no debían. Cualquier problema que cause que la tinta de la tela se desprenda en nuestro taller es suficiente para tener una migración al estampar.

Algunos de los casos en donde nos puede migrar la tela son:

  1. Durante la impresión, la tinta de serigrafía puede desencadenar una reacción que «libere» los pigmentos que no han sido curados adecuadamente.
  2. La exposición a altas temperaturas, como en el proceso de curado del tinta plastisol, alrededor de los 160-170º C libera la tinta y facilita que se mezcle con el plastisol.
  3. Si la tela es de extrema baja calidad, solo poner agua desprenderá su pigmento.

¿Qué podemos hacer para evitar a migración?

Opción 1: Usar una base / fondeo de “control migración”

La solución más eficaz es emplear una base de color gris llamada «control de migración» o «anti-migración» antes de aplicar la tinta deseada.

En la actualidad, es muy común utilizar una base de «control de migración», la cual, como su nombre indica, es una base que evita que los pigmentos de la tela reaccionen y se mezclen con la tinta que se aplicará encima, previniendo o «controlando» la migración desde el inicio. Está funciona independientemente de la tinta escojamos.

Ejemplo de control migración + Fondeo con base gris control migración en una tela negra.

¿Cómo funciona?

Con esta técnica hace falta elaborar dos pantallas: una con el logotipo que llevará la base gris y otra con el logotipo que utilizará la tinta del color que se va a aplicar.

Antes de aplicar la tinta o tintas deseadas en la estampación, se aplica el fondo con el control de migración seguido de la tinta blanca final. Fundamentalmente, el control migración crea una base donde puedes estar completamente seguro de que la tinta que apliques se mantendrá en perfecto estado y proporcionará el brillo adecuado.

Nota importante: Aunque es posible abordar la migración de otras formas (como se detalla en el siguiente punto del artículo) hoy en día se prefiere este método, ya que acelera el proceso de producción y garantiza con certeza que no habrá problemas en tus telas.

Resultados de estampar con control migración con tinta blanca.

Opción 2: Conocer el material de la tela y tomar decisiones en función de ello

Si no se quiere usar materiales extra, tenemos un reto más grande para evitar la migración… Aun así, te contamos unos tips si lo quieres intentar.

Antes de estampar, debemos saber bien qué tela estamos usando. Sobre todo, si es un algodón al 100% o una mezcla de algodón con poly algodón.

¿Por qué?

  1. Según eso, podemos tomar una decisión informada de qué tinta aplicar, qué calor vamos a usar o qué tipo de fijación le vamos a dar para evitar que la tinta de la tela se desprenda y se mezcle con la aplicada por nosotros.
  2. Identificado la tela tenemos otro factor: el tinturado de la misma. Aunque la tela sea de algodón al 100% puede ser que la misma no fuera bien tinturada o sea sobre tinturada (suponemos que tenían una tela verde oscura y el cliente quiere un negro lo vuelven a tinturar encima del verde y le colocan el negro) esto produce que la tela ya no esta muy apta para recibir una tinta encima ya sea agua o aceite.

Si sabemos desde un inicio que la tela a estampar es un poliéster, podemos preparar un plan de trabajo, saber que tinta colocar encima y que cantidad de calor vamos a poder emplear.

No dudes en preguntar a tu proveedor de tintas siempre por información antes de comprar. Con las fichas técnicas podemos analizar si esta va a funcionar en la tela que tenemos basado en las propiedades que aprendimos de ella.

¿Cómo saber si una tela está mal tinturada y me va a crear migración?

La prueba más sencilla para determinar si una tela está mal tinturada o ha pasado por un proceso deficiente de tintura es sumergirla en agua. Después de aproximadamente dos horas, se podrá observar si el agua cambia de color o adquiere otra tonalidad.

En ese punto hay dos opciones, usar una base control migración o conseguir un mejor proveedor, ya que lo mas seguro es que migre inevitablemente la tela.

Como conclusión podríamos decir que…

Retrocediendo un poco en el tiempo, aquellos que se dedican a la estampación y recuerdan unos 20 años atrás, notarán la ausencia de productos para prevenir la migración; sin embargo, en la actualidad contamos con varias formas de abordar estos problemas que no hacen el trabajo mas simple. La mejor de ellos siendo las bases grises de control migración.

Por experiencia en Serigrafía Buestán, podemos recomendar que:

  • En tejidos de poliéster las tintas que estampemos SIEMPRE migran, por lo tanto debemos aplicar una base antimigración sin excepción.
  • En tejidos de mezclas con poliéster, la migración es menor, pero para un resultado optimo también es recomendable usar una base antimigración.
  • En la fase de fijación de la tinta, es crucial tener precaución y no excederse con el calor, ya que podría provocar el mismo efecto de migración. Este aspecto se regula en el horno o con una pistola de temperatura.

💪¡Feliz serigrafía!

Abrir chat
1
¡Contacta a ventas por whatsapp!
Bienvenido a SB 👋
¡Contacta a un asesor de ventas por whatsapp!